Ella (un ella) se quitaría la camiseta pensando que él (un él) la besaría con la pasión que su cuerpo desnudo suscitase. Él (uno cualquiera) aplastaría después su rostro contra el colchón creyendo que ella (una cualquiera) lubricaría con mayor profusión. De seguro, uno (el que fuera) eyacularía en el lugar.