al cabo de rutinas necrosantes, dos monógamos, tal cual, observan la posibilidad de emprender una vida paralela cuando la ven pasar, tetas altas, muslos, caderas, esas cosas. va sobre tacones. va sin volverse. gira la esquina y la quimera, en definitiva, extiende sus alas,pongamos,negras. tiende la sombra hacia ellos, sobre una extensión considerable de terreno (parte de la calzada, parte de la acera); durante un instante, persiguen su reflejo en el escaparate de una mercería (mercan allí lencería): son figuras, derivados del plástico, con tetas, caderas, esas cosas. regresan después, cada uno en su momento, al burdo refresco en burdo vaso (a la terraza, al sol): la naranja, riquísima, amarga fuertemente.