Trepanación

Parte II
Hablamos. Me habla con dulzura, melosa, y (de manera asombrosa) aproximamos posturas en muchos aspectos e introduce (toda) su lengua en mi boca (hasta trepanarme el cráneo de modo tal que todo fluido posible escapa (también yo huiría (horadado) con el terciopelo rojo empapado en mis (acuosas) ideas