estudios
pictóricos

improvisaciones
et plus ultra

Bacantes en el solar

Óleo sobre lienzo
―Nos vamos.
Portazo.



Y nada más.

Cuando termina de recoger los platos, busca más allá de la ventana: veinte gorriones se desplazan de la copa de un árbol a la copa de otro árbol. Después, más tarde, llegará el hemos pasado la tarde en el solar que hay junto al viejo molino. Después el Edu hizo volar su cometa más alto que las nubes. Y la niña consiguió por fin acertarle a la pelota (como es debido). Lo pasamos muy bien… Y tú, ¿qué tal? ¿Cómo fue la tarde?