estudios
pictóricos

improvisaciones
et plus ultra

Estudio de figura IV

Óleo sobre lienzo
El caso trágico de aquel poeta de la fontanería: de bien pequeño, manejó todas las artes y órdenes: con tan sólo veintiún años (veinte y uno) realizó su obra maestra. Monumental. Por delante todos los días, toda una vida para explicarla:
―Sí hola buenos días.
―Verá usté yo es que giro tuercas de izquierda a derecha como nadie: con tan sólo ocho años (ocho), era el primero del barrio torciendo hierros. Ya después, de más mayorcito, fui el primero de mi entero pueblo: ¡le digo!
―Pues verá usté es que aquí los torcemos todos (indistintamente) de derecha a izquierda.
―Pero yo...
―¡Usté!