estudios
pictóricos

improvisaciones
et plus ultra

Abstracción en ocre

Óleo sobre lienzo
decía sin decir que el niño muerto y su mirada extrañan el olor, el color y su vuelo. Queda solo el tallo sin flor. Los pétalos desecados, mejillas antes rosadas, tobillos blancos y muñecas estrechas. Día y noche y siempre: no es la tierra (ni el yermo, ni el páramo) son dedos duros, apenas flexibles, que han aprendido la muerte en los frutos sobre el cemento (negro y sucio). Se confiesan incapaces de regar ―un poco de sol― las pequeñas plantas en tiestos de barro (tras la balaustrada, lejos el bosque, su viento y el murmullo