estudios
pictóricos

improvisaciones
et plus ultra

Retrato #2

Acrílico sobre lienzo
Supe de un poeta sin tiempo: los versos nonados, turbados de sangre, le mordían las sienes cenicientas. Y la frente, huida en temores, se apretaba contra un cráneo más bien marchito. Quise hablarle, decirle unas palabras. El consuelo, sin embargo, se agotaba, sorbo tras sorbo, en una copa que sus dedos apenas sostenían: «herida sobre herida / herida que hiriendo hiere / a la herida herida / de herida herida». No sólo sus labios, sino su voz en efecto