estudios
pictóricos

improvisaciones
et plus ultra

Improvisación n.72

Óleo sobre cartón
: y esta tan roja es mi sangre que beben los prados otoñales en la crianza de la hierba breve hierba menuda dijeron sí que me había vuelto loco del todo que aquellas mis pústulas sangrantes se infectarían con el tiempo y que tarde o temprano y que dos o más médicos cuidarían de mí en aquel lugar de los manzanos dormidos y los cipreses tan altos vigilantes junto a la tapia de cal blanca de cielo azul y primavera con la voz quebrada de un interno interno suplicando por las mujeres tortuosas de un artista vienés cuando las piedras de la vieja urbe unas sobre otras alrededor y encima sepultaron del sol los rayos o de los gorrioncillos las alas y fuime sin pensarlo dos veces sobre las aguas quietas aquella tarde del lago quién me dije me lo iba a decir cuando los pececillos más traviesos por curiosos besaban la planta de mis pies o el amor en la forma de montañas milenarias a lo lejos gracias padre gracias por venir a cenar