estudios
pictóricos

improvisaciones
et plus ultra

Sueño o Sueño I

Óleo sobre lienzo
duerme el dueño y duerme el perro que sueña a sus pies con un hombre dormido a la sombra de una encina: soplo tras soplo, pasan las nubes, y la pulga, echada en su regazo, despierta a un cielo despejado, las últimas luces del día, el fin de los tiempos. Si llaman a la puerta, ninguno responde porque las estrellas arden en sangre y el Negro, después, late para no latir ya más; los que fueran otros mundos son tragados y engullidos; nada en la espesura de ceños fruncidos escapa al turbio torbellino de agonías finales: el picor en la pantorrilla, los estertores o la tos seca sucumben a la vorágine de malvas en que se hunden todos los vértigos ―desde el primero al tuyo―. Si es la noche, es noche por siempre cerrada.