estudios
pictóricos

improvisaciones
et plus ultra

Monumento V

Verano de 1965
Yeso
donde otros ven los muchos matices entre el blanco y el negro, donde no observan otra cosa que un grupo de muchachos divertidos, él sólo alcanza a reconocerse en el joven que bebe mientras mira a cámara ― los años, todos los años desde entonces, se erigen (uno a uno) en un vértigo o náusea de granito, de cemento, de hormigón, que pesa sobre su cabeza, hombros, pecho. Números más números, al cabo, menos.