estudios
pictóricos

improvisaciones
et plus ultra

Paisaje I

Los cielos no son magníficos
Collage sobre lienzo
pinté montañas. pinté y pinté: pinté amaneceres, espléndidas mañanas de abril y algunos atardeceres, algunas alamedas, algún que otro olmo solitario (oscuro en sus entrañas). pinté, pinté y pinté. también montes y valles, vados y lagos (ponía en cada cima, en cada brizna de hierba, un pensamiento, una sensación: por entre las nubes, delicadas pinceladas y la estridencia de un alma cualquiera. compré después una cámara fotográfica.